jueves, 23 de septiembre de 2010

SEPTEMBER (II)

Septiembre siempre es un principio. Para muchos la Noche Vieja debería celebrarse el 31 de agosto. Es el momento de cambiar muchas cosas. Para empezar, hemos cambiado la estética del Blog.

Este curso (o este año), presentaremos el primer libro de la Editorial, El Diario de Invierno de María Pérez Collados. Será el 18 de noviembre, a las 18.30 horas en la Biblioteca de Aragón, en Zaragoza. Me dicen que ya han llegado las cajas de los libros a la sede de la Editorial en esa ciudad. Es un acontecimiento para nosotros. El libro es un poemario con una voz propia enormemente sincera, reflejo de una época, los años ochenta, y de una edad, los "treintaytantos". Lleva ilustraciones alusivas a doce poemas con una estética cercana al cómic que no es habitual en los libros de poesía. 

En diciembre presentaremos nuestro segundo libro. Se trata del volumen de cuentos que se han ido incorporando al Blog en la sección Mothers in Law y que se titulará: Suegras. Retratos breves sobre el gran enemigo. Pertenece, como el anterior, a la colección Opera Prima, en la que pretendemos publicar la primera obra de un autor novel, aunque en esta ocasión, y para animar a los lectores a comprar el libro, participan también algunos narradores más consagrados, que de esta forma dan la mano a aquellos que verán por primera vez un texto literario con su firma en las librerías.

Por mi parte, este curso parece que veré también publicada una novela mía, aunque en otra editorial. Su primer capítulo estuvo colgado en su día en el Blog. El tren de cristal, la historia de aquel becario de universidad y su largo viaje.

Guardo del año (curso) pasado el descubrimiento de Enmanuel Lévinas, sus textos acerca del significado del rostro del otro, del mundo que nos descubre su mirada. Eso y algunas lecturas sobre el sentido del dolor. Con ello escribo una novela a la que quiero dedicar este año (curso): la historia de tres fracasados que en un momento dado se encuentran con la oportunidad de dejar de serlo.

Miro el año (curso) pasado y veo, tomando prestado un verso de Umbral, "el destrozo del amor y el abandono azul de la cocina". Tengamos para este año (curso) que empieza muchos propósitos y empeños, seguro que podemos con todo. Esta noche tomaré las uvas.